sábado, 26 de julio de 2014

Segunda persona singular

Tus ojos. Tus manos. Tu boca. Tu barba loca. Tu risa. Tu voz. 
Tus labios. Tu lengua. Tus brazos. Tus abrazos. Tus chistes. Tus pies. 
Tu mirada. Tu forma rara de bailar. Tus besos. Tu espalda. ¡Tus pecas!
Tu letra ilegible. Tus garabatos. Tus dibujos. Tus palabras. Tus regaños.
Tus pelis. Tus videos. Tu análisis. Tu inteligencia. Tu piel. 
Tu sexo. Tu olor. Tu corazón. Tu pasión. Tu amistad. Tu amor. 
Tus ojos. Tus manos. Tu boca. Tu. Te amo. 

jueves, 2 de agosto de 2012

Petra es peor que bridezilla

Y por ahi viene un post al respecto, solo que debo esperar, porque tengo miedo que me despida de ser su madrina si tan solo menciono que está un poco "insoportable". Ya les contaré

miércoles, 21 de marzo de 2012

Concurso Cartas de Amor

Después de innumerables bombardeos por todas las redes sociales que hay, invitando a todo el mundo a participar en el "Concurso Cartas de Amor" patrocinado por Montblanc, decidí el último día ya última hora (obvio) enviar algo. No se por qué, nunca he sido de las que participa en concursos ni nada, pero siempre hay una primera vez. Me inscribí en el útimo minuto, fue un lío cargar la carta, la página estaba colapsada, pero al final pude hacerlo. Sabía desde el principio que mi carta no quedaría entre las seleccionadas pero por alguna razón que aún desconozco me pareció cool enviarla, total, nada perdía con intentarlo, así que rehice el post "Lunes en la noche" para hacerlo parecer mas carta que post... y aquí se los dejo. Son bienvenidos sus comentarios.

Todo ésto me sirvió de catarsis, y como me dijo nina, ya casi me rio de todo el asunto (mentira, todavía me pega un poco, pero si puedo hacer chistes al respecto)



Lunes en la noche


Hola amor. No se ni siquiera por que estoy escribiendo esto. Te amo. No tengo ni las mas mínima duda de que te amo. Desde antes del primer beso. Mucho más desde el primer beso. Amo la manera como hablas, amo tus chistes estúpidos, tu terquedad imposible, tu olor y tu manera de mirar. Te amo mas desde la primera noche, amo nuestras conversaciones sin sentido, y que tengamos una memoria increíble para cosas inútiles. Amo como me haces sentir, y que a veces seas tan impaciente. Amo que aunque te de fastidio, siempre me avisas al llegar a tu casa, y que siempre estas ahí para mi. Amo que ante todo, contigo me siento segura. Amo la manera en que puedes defender una idea hasta el final, aun sabiendo que estas errado. Te amo, estúpido. 
Escribir mas razones seria redundar y caer en los clichés que tanto odias. Se lo que siento y aunque muchas veces me han dicho lo contrario, se que te amo. Ahora, lo que siempre me he preguntado, lo que me ha tenido siempre dudosa, es ¿me amas tu a mí? Yo se que sientes algo, pero ¿es eso amor? Porque te digo, si es así, tienes una manera muy rara de amar. Son tantas las emociones.. son tantas cosas que quisiera decirte… no se, a veces pienso que todo debió haberse quedado como al principio, cuando sólo éramos amigos. Tal vez seguiríamos sintiendo cosas el uno por el otro, tendríamos las mismas miradas cómplices, y las ganas reprimidas comiéndonos por dentro, pero las cosas serían más fáciles y ésta carta no existiría. Pero a lo hecho, pecho amor.  No podemos cambiar el pasado, sino tratar de acomodar el presente. Y vaya que yo lo he intentado. Pero tu no eres demasiado accesible, y eso me sigue gustando de ti, aunque ahora sea un obstáculo.  No se bien en que momento nos convertimos en 2 extraños. Ya no recuerdo la última vez que no sentimos la necesidad de llenar un silencio incómodo con comentarios propios de dos desconocidos.. y eso amor, realmente me ha ido destruyendo por dentro poco a poco. Y si, yo me alejé. Ésta distancia es mi culpa, y lo asumo. Pero lo hice porque me estabas haciendo daño. ¿En que momento dejaste de ser tu y te convertiste en un perfecto desconocido? No lo se. Me lo pregunto cada día. A veces he caído en la trampa del “qué hice mal?”. Pero no. No soy yo. Eres tu. Tu que no supiste afrontar tus sentimientos. Que no supiste, que aún no sabes manejar lo que sientes conmigo y lo que sientes cuando no estoy, eso que se te sale por los poros y que gritas con la mirada. Es tu culpa que estemos como estamos, porque no quisiste tomar el riesgo que toda relación tiene, ese 50% de probabilidades de que no funcione. Y eso yo lo entiendo, el miedo al fracaso es libre. Sin embargo te lo reprocho. Y lo hago porque me parece injusto, que quisiste arriesgar lo bueno que teníamos, esa sincronicidad tan nuestra, por tener una relación por la que ahora no quieres luchar, y que estoy segura que sería estupenda, porque así somos tu y yo juntos. Los besos, las risas, las noches, todo sería como de película. Si tan solo tu lo quisieras…
Me da rabia, sabes? me da rabia contigo por cobarde, y conmigo por siempre pensar que podía darte mas tiempo.  Yo te amo, y me muero de ganas de hacerte feliz.  Pero definitivamente tu necesitas resolver tus líos y darte cuenta, de la peor manera tal vez, que una relación, cualquier relación, no la puede mantener 1 sola persona. Y no hablo sólo del amor, porque el que yo te tengo es enorme, y en el fondo se que lo que tu sientes por mi también es importante, pero se necesita mas. Yo necesito más.  Los días se están haciendo demasiado largos, y a mi se me acabaron las fuerzas. Como te dije al principio, te amo, y por eso ésta es una carta de amor. Pero también es una carta de despedida.


martes, 3 de enero de 2012

Mi mejor amiga se casa


Petra es mi mejor amiga. El cuento conmigo y Petra es, básicamente, que somos como gemelas. Nos conocimos hace muuuuchos años, ella venia del interior y no conocía a demasiada gente de la capital (ojo yo tampoco soy de la capital, pero conocía a mas gente de aquí)  y como yo toda mi vida he sido super amiguera y compinche, Petrica me vino como anillo al dedo. Ella es una de esas personas que es suuper penosa, tiene un talento artístico increíble, baila como loca, todo lo que piensa lo dice, y además cantado, y se levanta a cuanto camionetero se le cruce, aprecia mas a los perros que a la gente, tiene discos de reguetón en su carro, una debilidad anormal por los dulces y una teja suelta, y además de todo es leo. So it´s a match made in heaven.

Ella es la clase de mujer que se levanta a los tipos porque se convierte en una mas del grupo. Es la típica jevita que todas las novias odian porque es tan pana, que todos los tipos quedan enganchados con ella. Puede fácilmente irse de compras, hacerse mani/pedi, ir a comprar flores y despues hablar de carros, comer doble ración o caerse a birras en El Tropezón sin ningún tipo de complejo. Ella es especialista en  chistes malos eso si, pero extrañamente, es parte de su encanto. Petra es menor que yo, le llevo exactamente 1 año y 20 dias, y gracias a mi complejo de mamá gallina, desde que la conocí la adopté como si fuera mi hija. Paradójicamente, ella me dice hija y yo en algunas ocasiones le digo madre a ella, pero es es por una razón que no importa demasiado. Lo cierto del caso es, que como es menor que yo, siempre me he tomado la responsabilidad de cuidarla, regañarla, supervisarle los novios, corregirla y obviamente llevarle la contraria en todo lo que hace. Petra se ha calado todos y cada uno de mis guayabos, incluidos los de novios que tuve antes de conocerla a ella, y viceversa. A ella el gustaba uno, yo lo criticaba, a mi me gustaba uno, ella lo criticaba.. y asi… como dos amigas típicas pues. Nos ibamos de rumba, al cine, a comprar zapatos, a desbaratar vitrinas etc. Insisto, típicas amigas.  Un dia cualqueira de verano, llegó un novio a su vida, y bueno, fino. Su relación fue avanzando y yo fui bajando la guardia con el fulano. Nos fuimos haciendo amigos. Como toda relación, tuvieron sus altos y sus bajos, y con cada bajo, cual mamágallina que soy, yo odiaba al tipo.  Al final de cuentas, Miguelito (el tipo en cuestión) pasó la prueba y se volvió amigo. Alto pana. Miguel y Petra, Petra y Miguel. Todo marchaba de viento en popa.

El dia 29 de diciembre de 2011 Miguelito ofreció una cena de navidad para los amigos en su casa, y se le ocurrió la brillante idea de proponerle matrimonio a Petra.  Mi amiga. Mi niña se va a casar. Obviamente me alegré como loca al enterarme, grité, lloré como idiota, la felicité, intercambiamos impresiones del anillo, de la propuesta, de sus nervios etc. Por razones que no vienen al caso yo no pude estar presente, y aunque me sentí un poco decepcionada de no haber compartido ese momento con ellos, la alegría me desbordaba. Mi Petra comprometida! Sin embargo, había dentro de mi algo, un sentimiento raro, que al momento no pude describir. Era como una incertidumbre, una preocupación, aún no se como definirlo. Pero era rarísimo. El dia 2 de enero, entro a una librería y veo “Glamour para novias” y como loca lo compré sin pensarlo. Queria ser la primera que le regalara a Petra algo relacionado con la preparación del magno evento. Y en ese justo instante sentó unas ganas incontrolables de verla, así que cuadramos para encontrarnos, y así lo hicimos. Obviamente, Miguelito estaba incluido en el encuentro, y volvió ese sentimiento raro que mencioné antes. Nos vimos, feliz año, felicitaciones, para ver el anillo, ay que felicidad, para ver el anillo, ay chica no lo puedo creer etc… todo lo que se supone que una le dice a su amiga cuando la ve por primera vez desde que se comprometió en matrimonio. Al momento de abrazar a Miguelito, pasó lo siguiente: feliz año, como estas, “ay te odio vale te llevas a mi muchacha” . Ahí está! El sentimiento raro, era eso. Habia una parte de mi que sentía que Miguelito se estaba “llevando a mi muchacha”. Es decir, Petra es mi mejor amiga de la vida, pero de ahí a sentir eso? Nah… o al menos eso creía yo. Pero si, a medida que conversábamos, y ambos me contaban como se sentían, y los planes, la pedida de mano, los nervios y eso… yo no hacia sino preguntarle cosas a Miguelito tipo mamá: “y ya pediste la mano formalmente a papá Petro?” “y que planes tienes después de casados?” y cosas por el estilo. Era oficial, estaba celosa porque me robarían a mi mejor amiga y no tenia pena en demostrarlo. Incluso creo que en algún momento me senté entre ellos, asi tipo tia chaperona.

Todo esto, para terminar conversando de todos los planes que tienen, y como madre complacida, aprobando a Miguelito. El muchacho is going all the way. Y yo no podría estar mas orgullosa, porque hay que verle la cara de felicidad a la Petra. Se le ponen esos ojos brillanticos cuando lo ve, y cuando habla del matrimonio. No de la boda, del matrimonio. Así deben sentirse las madres en verdad, cuando saben que sus hijas se casarán, en este caso la hermana/amiga/hija/compinche es la que se casa, y yo no podría estar mas feliz. Se les nota el amor solamente con verse. El sentimiento sigue ahí Miguel, quiero que lo sepas. Solo que en vez de pensar “este tipo me está robando a mi mejor amiga” pienso “mi mejor amiga se va a casar con el amor de su vida”. Así que mas te vale hacerla feliz, porque si no, te las vas a tener que ver conmigo.

Ahora queda lidiar con la Bridezilla en que Petra se va a convertir, las dietas interminables y por supuesto la preocupación “mi mejor amiga se va a casar y yo sigo soltera a pocos años de los 30”, pero eso es tema para otro post.

martes, 27 de septiembre de 2011

lunes en la noche

No se ni siquiera por que estoy escribiendo esto. Te amo. Te amo. No tengo ni las mas minima duda de que te amo. Desde antes del primer beso. Mucho más desde el primer beso. Te amo. Amo la manera como hablas, amo tus chistes estúpidos, tu terquedad imposible, tu olor y tu manera de mirar. Te amo mas desde la primera noche, amo nuestras conversaciones sin sentido, y que tengamos una memoria increíble para cosas inútiles. Amo como me haces sentir, y que a veces seas tan impaciente. Amo que aunque te de fastidio, siempre me avisas al llegar a tu casa, y que siempre estas ahí para mi. Llegaste primero que cualquiera en el accidente y solo con tu abrazo me sentí segura. Amo la manera en que puedes defender una idea hasta el final, aun sabiendo que estas errado. Te amo, estúpido. 
Escribir mas razones seria redundar. Ahora, lo que mas me molesta, lo que me tiene desvelada cada día, desde hace 4 semanas, es pensar que fue lo que pasó¿?. Es decir, en que momento nos convertimos en 2 extraños? Porque si, yo me alejé. Ésta distancia es mi culpa, y lo asumo. Pero lo hice porque me estabas haciendo daño. En que momento dejaste de ser tu y te convertiste en un perfecto desconocido? No lo se. Me lo pregunto cada dia. A veces he caído en el cliché novelero del “qué hice mal?”. Porque a ver, si bien es novelero, sería completamente entendible que alguien se lo preguntara. Pero no. Cuando me pasa, doy media vuelta y digo yo?? No yo. Yo soy una tipa bien chévere. Hace mucho que no necesito la aprobación de nadie, para nada, llevo mi vida como quiero y pocas veces me cuestiono. Eres tu. Tu que no supiste afrontar tus sentimientos. Que no supiste, que no sabes manejar lo que sientes conmigo y lo que sientes cuando no estoy, eso que se te sale por los poros y que gritas con la mirada. Es tu culpa que estemos como estamos, porque no quisiste tomar el riesgo que toda relación tiene, ese 50% de probabilidades de que no funcione. Y eso yo lo entiendo, el miedo al fracaso es libre, y además es muy común. Sin embargo te lo reprocho. Y lo hago porque me parece injusto, que no quieras arriesgar lo bueno que tenemos por lo MAGNIFICO que podemos tener. Que ya hemos tenido. Que podemos seguir teniendo. Los besos, las risas, las noches, todo. Yo se que no te puedo garantizar que vaya a funcionar. Pero si te puedo garantizar que los “what if” son terribles, y que es mejor siempre arrepentirse que nunca haberlo intentado. Aunque suene a hallmark. Intentemoslo de nuevo, ésta vez en serio, sin miedos. 
Yo te amo, y me muero de ganas de hacerte feliz. Resuelve tus lios y vuelve ya. Los días se están haciendo demasiado largos. 

martes, 13 de septiembre de 2011

Hey you

Please never stop being odd in the most wonderous of ways


ESPERO QUE SEPAS QUE ES CONTIGO